DIEZ FORMAS PARA DEJAR DE SER LIDER

DIEZ FORMAS PARA DEJAR DE SER LIDER

Hay diez causas para dejar de ser un líder según el escritor Napoleón Hill, en su libro “Think and Grow Rich” (Piense y Hágase Rico).

l. Estar siempre Ocupado: El líder que no tiene tiempo para resolver todos los pequeños y grandes problemas de los miembros de su grupo. El ineficiente que no sabe delegar, no tiene tiempo para atender emergencias, ni cambiar los planes para atender situaciones imprevistas.

2. Ser Orgulloso: El líder siempre está dispuesto a hacer más de lo que pide a sus seguidores hacer. El más grande de todos es el más humilde. En el PNP favorecemos la austeridad americana y rechazamos la opulencia y la arrogancia hispana.

3. Desear que lo Admiren por lo que es y no por lo que hace: A la persona se le admira y se le respeta por lo que hace, por lo que logra, y no por el título, diplomas o conocimientos que tenga.

4. Tener Miedo a la competencia de sus seguidores: El líder que teme que sus seguidores le quiten el puesto, pronto se lo quitaran. Un líder hábil analiza bien a sus seguidores y sabe delegar, con sabiduría los miles de detalles de su posición. Sólo si sabe delegar, el líder podrá multiplicarse y así podrá estar en todos los sitios que debe y prestar la atención personal a todas las cosas al mismo tiempo. Es una verdad irrefutable que el que puede estimular a otros a que trabajen, realiza más que si trabaja solo. El líder, dada su habilidad, magnetismo y conocimiento de su labor, puede lograr aumentar la eficiencia de otros, e inducirlos a realizar mayor labor y mejor servicio de lo que rendirían sin él. La labor de los seguidores beneficiar al líder y a la causa común de su grupo.

5. Falta de Imaginación: Sin imaginación, el líder es incapaz de confrontar adecuadamente todas las emergencias y de crear los planes que dirigirán a sus seguidores efectivamente.

6. Ser Egoísta: El líder que es tan egoísta que se pasa hablando de lo mucho que hace, se encontrara con el resentimiento de sus seguidores. El Líder no reclama para él los honores a otros que hablen bien de él.

7. Temperamental: Los seguidores no respetan a un líder temperamental. Tampoco que sea extremista en el beber, comer, gastar dinero, el sexo, los enfados, vestir extravagante, hablar malo, todo esto destruye la entereza y la moderación de carácter, que son necesarios para servir de modelo a los demás.

8. Ingrato: El que no es leal a sus seguidores ni a la causa que persigue no merece la lealtad de sus seguidores. Para mantener el líderato hay que ser leal a sus superiores y a sus seguidores, el ingrato vale menos que el fango. El que habla mal de otro frente a ti, cuando tu no estés, hablara mal de ti. La ingratitud es el peor defecto del mundo.

9. Ser líder a la Mala: Aquel que siempre habla de la autoridad y poder que tiene y obliga a los demás a seguirle. El líder guía a sus seguidores estimulándolos a proseguir y no anuncia que él es el jefe, lo demuestra con su forma de ser y conducirse, sus simpatías, carisma, comprensión, sentido de justicia, y dejando ver que sabe llevar a cabo su función de líder.

10. Enfatizar el Titulo: El líder competente no tiene que tener títulos para ganarse el respeto de sus seguidores. Una designación concede autoridad, pero el poder hay que ganarlo día a día. El que tiene que estar diciendo a todos, que él es el líder, es porque no confía en sí mismo. Las oportunidades de aquel que quiere ser líder están abiertas en la política, el trabajo, la religión, los deportes y las organizaciones cívicas.

0 thoughts on “DIEZ FORMAS PARA DEJAR DE SER LIDER”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *