BALANCE: GOBIERNO Y PARTIDO

BALANCE: GOBIERNO Y PARTIDO

El Propósito de la política es gobernar para poder lograr nuestros objetivos, para gobernar hay que ganar las elecciones, esto se logra con un balance de una buena obra de gobierno y una buena labor política. Cuando se está en el gobierno es necesario mantenerse en el poder para concretar y completar la obra comenzada.

El PNP ha sabido realizar la mejor obra de gobierno en la historia de Puerto Rico, pero no hemos aprendido a convertir esa gran obra en votos. (Ferré realizó una gran obra y no revalidó)

Es que el PNP no discrimina, es veraz, democrático, honesto y trabaja para todos, mientras que el PPD trabaja para unos pocos allegados, especialmente para los grandes intereses.

Si se tienen 100 bombones y 100 ciudadanos, el PNP le reparte uno a cada uno. El elector piensa que es su derecho recibir el bombón y no lo agradece. El elector no se siente motivado a reciprocar con su simpatía y con el voto. No entiende que el PNP pudo haber repartido los bombones sólo a los progresistas, y los progresistas en­tienden que no se les premió por sus esfuerzos. No es que el PNP haga como los populares que sólo trabajan para los de ellos, sino que se debe redoblar esfuerzos para comunicarle al electorado de los esfuerzos y obras que se han realizado a su favor.

El PNP ha realizado l a mejor obra en lo macro o general, pero en el detalle, particular, micro necesitamos mejorar. Atender las llamadas, cartas y visitas con prontitud. Saber cómo decir que sí y se lo agradezcan al que aparecerá en la papeleta (Gobernador y Alcaldes), y cuando haya que decir que no explicar las razones para que no se molesten. Porque el que recibe un favor o servicio responde en forma tímida, mientras al que se le dice que no o se le afecta un derecho responde en forma agresiva, aunque no le asista la razón.

Recomendamos se enfatice en prestar los servicios en la forma más efectiva, rápida y económica que sea posible. Porque servir bien a la ciudadanía es la principal razón de un gobierno. Además, no se le puede exigir a los empleados públicos el que sean fieles salvo en lo institucional.

Las campañas de los populares han sido de mentiras, falsedades, confusión y miedos. En el Plebiscito presentaron propuestas irreales y dijeron que le quitarían las propiedades y que los pobres pagarían contribuciones federales; en el Referéndum que emitir un cheque sin fondos era un delito gravísimo y le quitarían la fianza, y que Rosselló era un dictador; en las Primarias Demócratas que Romero Barceló estaba en contra de los empleos de los Puertorriqueños. Pero el electorado, condicionado por 500 años de coloniaje, l es creyó. Con­ fundieron hasta muchos progres i stas. Pero la solución no es bajar nuestra campaña a sus niveles betuneros de mentiras, falsedades y confusión, sino arreciar con la verdad que al final aflorará y vencerá. Porque para los del PNP la política no es sólo ganar, sino ganar con dignidad, sin entreguismos a los grandes intereses, educando para hacer un Puerto Rico Mejor.

Muñoz Marín l e llamaba “la fuerza de gravedad social” al miedo de los Puertorriqueños al cambio. En todas las encuestas aparece que el 72% de la ciudadanía teme porque el futuro sea peor y se apega a lo que tiene hoy. Por lo que es necesario explicar que el cambio es lo único constante en la vida, que si no anticipamos la crisis, y planificamos para resolverla antes de que sea tarde, estaremos reaccionando y no podremos controlar los resultados. Si al confrontarnos con un problema nada hacemos, se convertirá en crisis. Mientras que si al confrontarnos con un problema planificamos la mejor forma de corregir la situación, podremos controlar los resultados. Esa realidad de cómo atender los problemas sociales, es la única forma responsable. Pero es necesario explicarle al electorado que los cambios realizados por el PNP son edificantes, constructivos, positivos y esenciales. Quedarnos en el pasado e inmóviles como hacen los populares no resuelve los problemas de Puerto Rico, sino que los agrava. Nótese que Acevedo en San Juan no ha hecho obra de gobierno porque l e teme al cambio y sólo se ha dedicado a politiquear.

Es necesario balancear, establecer una armonía entre lo público y lo político, entre el Gobierno y el PNP, porque sus metas y propósitos son similares, con prioridades adecuadas y convenientes.

En eL 2020 la prioridad, sin descuidar lo administrativo, es enfatizar en lo político para que el electorado, como hizo con Muñoz Marín, conceda continuidad y estabilidad Al PNP y se le permita completar la Gran Obra de Gobierno que siempre ha realizado.

______________________

También es esencial el uso de las Redes Sociales y en esta época de pandemia hacer campaña de Mítines de Soledad, donde el líder o el Voluntario con grabaciones en un vehículo de altoparlantes discursea en las comunidades, o con un televisor grande presenta a los ciudadanos donde se encuentren en grupos vídeos de la campaña.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.