La democracia hay que defenderla.


20 diciembre 2021

image.png

La democracia hay que defenderla.

 Hace unos tres años escribí un artículo titulado: Podría estar por terminarse la democracia… Parte del cual cito en los próximos párrafos.

 Comencédicho artículo con las siguientes reflexiones: El sociólogo AllanWolfe nos señala que “a pesar de todos los éxitos en las sociedadesmodernas, hay un sentimiento, desesperado en algunos casos, de que no todo estábien, que algo ha ido terriblemente mal. Nosotros, los ciudadanos de lademocracia liberal, entendemos y atesoramos nuestras libertades, pero estamosconfundidos en cuanto a reconocer las obligaciones que hacen la libertadposible”.

“La democracia es el peorde los sistemas a excepción de todos los demás”. Sir Winston Churchill

“El mejorargumento contra la democracia es una conversación de cinco minutos con elvotante promedio. “Sir Winston Churchill

Estas citas lo que señalan es que la democracia es un sistema que tiene grandesvirtudes, pero al mismo tiempo tiene grandes debilidades. Por consiguiente, esnecesario protegerlo si queremos seguir disfrutando de un sistema de gobiernoliberal con garantía de los derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad ya la felicidad.

Por las pasadas cinco o seis décadas en Puerto Rico hemos abusado de lasventajas y virtudes de la democracia liberal. Vivimos en el presente una seria problemática política, económica y socialcomo nunca en la historia reciente habíamos experimentado. Tenemos una de lastasas más altas de homicidios, de consumo de bebidas alcohólicas, de drogasilícitas, de SIDA, de divorcios, de madres adolescentes, de violenciadoméstica, de maltrato de menores, de viejos, así como de animales. Unalto porcentaje de nuestra población lleva varias generaciones sin trabajar,dependiendo de las ayudas del Estado con el solo objetivo de lo inmediato(baile botella y baraja) sin preocupación por el futuro. Todo esto con laconsabida erosión en la autoestima, la dignidad y en la visión del trabajo comomedio de superación.  En resumidascuentas, tenemos un serio problema de insalubridad mental.

Por irresponsabilidad de algunos de nuestrosgobernantes nos hemos convertido en uno de los países más endeudados del mundoatravesando por la peor quiebra jamás experimentada en nuestra historia. A estose le añadió la enorme devastación causada por el huracán más violento tambiénen nuestra historia, María empeoró la crisis económica y social a niveles nuncaexperimentados. Todo esto ha hecho que grandes sectores de nuestro pueblo sientangran desesperanza y hayan perdido fe en los partidos políticos y en lasinstituciones de gobierno democrático para revertir esta situación. Lasdecisiones y acciones que se tomen bajo las presentes circunstancias habrán detener serias repercusiones para esta y futuras generaciones de nuestrosconciudadanos.

 Recientementeleí un artículo publicado por la prestigiosa revista Foreign Affairs escritopor dos profesores Yascha Mounk y RobertoStefan Foa, titulado “The End of the Democratic Century”. Este articulo estimula allector a pensar profundamente sobre lo que tenemos y el peligro que corremos alno protegerlo. Señala el mismo que lademocracia floreció entre muchos países debido al atractivo del deseo universalpor disfrutar de los derechos individuales, colectivos y por el atractivo de lacualidad de autodeterminación productos de la democracia liberal. Pero, además,los ciudadanos de todas partes del mundo se sintieron atraídos no solamente porestos valores y virtudes sino porque también la democracia proveía un modeloeconómico y geopolítico exitoso. Esto en gran medida logró, en la segunda mitaddel siglo 20, convertir a los ciudadanos de antiguos regímenes autoritarios enverdaderos creyentes en la democracia.

 Nos señala además el artículo que mientras laseconomías de los regímenes democráticos dominaban las economías mundiales deforma apabullante y propiciaban el desarrollo económico y social en muchospaíses, la democracia liberal ganaba adeptos. Sin embargo, por primera vez enmuchos años la proporción del producto bruto global (GDP) de las economíasdemocráticas ha descendido, mientras que las de economías de regímenesautoritarios como Singapur, China y Arabia Saudita ha aumentado, comenzando anotarse un descenso en los estándares de vida de regímenes democráticos por loque un número considerable de ciudadanos ha comenzado a adjudicar menosimportancia a vivir en democracias para tener y mejorar una buena calidad devida. Mientras dos terceras partes de los norteamericanos de más de 65 añosseñalan que es absolutamente importante vivir en la democracia, menos de unatercera parte de los de 35 años o menos está de acuerdo con esto. Una crecienteminoría se ha manifestado receptiva a las alternativas autoritarias al puntode que en países como Francia, Alemania e Italia se han triplicado los quefavorecen gobiernos autoritarios militares. Recientemente tenemos el caso de Brazildonde casi la mitad de su población favorece un régimen autoritario militar.

 Ante estas circunstancias estamos viendo como ungran número de nuestros conciudadanos preocupados por nuestra crítica situacióneconómica, fiscal, social y los acontecimientos que señalan gran desconfianzaen la capacidad de nuestras instituciones para revertir décadas de deterioro,comienzan a manifestar su deseo por la alternativa de un régimen autoritariofuerte que nos lleve a forjar un pueblo progresista a la altura de los mejores.

Estas circunstancias que vivimos son aprovechadas por los movimientos populistas de la izquierda que han emergido en la isla con gran fuerza y con sus propuestas de socialismo del siglo 21.  Antonio Gramsci  quien fuera un filósofomarxistapolítico y periodista Italiano del siglo pasado y uno de los fundadores del Partido Comunista Italiano, en aquel entonces señaló con mucho acierto: “Toda revolución ha sido precedida por un intenso trabajo de penetración cultural ,es decir, de permeación de nuevas ideas. Hoy un siglo después Pablo Iglesias el líder de Podemos citándolo señala:  el poder de las clases dominantes no se obtiene solo por la fuerza, sino también con el control del sistema educativo, la religión y los medios. Entendió Gramsci que la cultura es el campo de batalla principal de la lucha política.”

Estemos alertas a estaestrategia, analicemos y veamos como nuestro sistema de educación por medio dealgunos maestros izquierdistas, anti americanos le envenenan las mentes a losestudiantes con ideas nacionalistas, antiamericanas y socialistas desde losgrados primarios hasta la Universidad. Veamos como las uniones de maestros seoponen a todo cambio que erradique las deficiencias que permiten que maestrosineficientes, sin vocación impidan que muchos de nuestros estudiantes adquieranlos conocimientos que les permitan desarrollar criterio propio para que puedanseparar la paja del grano y constituirse en ciudadanos inteligentes con lacapacidad de obtener   toda lainformación relevante necesaria y mediante el análisis intelectual de estalleguen a sus propias conclusiones. Es decir, el pensamiento crítico.

Analicemos como lajerarquía de la iglesia católica y muchos de los sacerdotes -aprovechando laautoridad moral que gran parte del pueblo le concede a los que visten lasotana- predican desde el púlpito y por otros medios la lucha de clasesdemonizando a los que tienen dinero -aunque lo hayan obtenido legítimamente – ysantificando la pobreza  justificando elquitarle al que tiene para dárselo al pobre y así implantar un régimensocialista que en todos los casos empobrece al país y lo que verdaderamentehace es coartar la libertad individual, eliminar la propiedad privada ydistribuir la pobreza. Aquí ha surgido  ahora una coalición ecuménicacreada con el propósito de vendernos una asamblea constituyente amañada que nosconduzca a la libre asociación/independencia.

Estemos pendientes a como grandes sectores de la prensa transmiten yenfatiza constantemente las noticias que les convienen a sus interesesindependentistas antiamericanos y socialistas y omiten o relegan a un planoimperceptible aquellas noticias positivas para nuestro sistema de democracialiberal y el sistema económico capitalista y la unión permanente con losEstados Unidos.

La actual situación enPuerto Rico es un caldo de cultivo para las aspiraciones de los populistas de izquierda que interesan asumir el poder para acabar con las institucionesdemocráticas y llevarnos hacia un régimen autoritario socialista del siglo 21.Estos populistas le quieren vender al pueblo la ilusión de que, con su agendade sueños, propuestas utópicas, lenguajes grandilocuentes que apelan a lasensibilidad, a la transparencia gubernamental, a igualdad social y a un mejorfuturo, habrán de transformar la isla en un paraíso terrenal de progreso eigualdad.” Hasta aquí parte del artículo escrito anteriormente.

Recientemente hemos visto como un personaje trapero, llamado Bad Bunny seha convertido mediante la letra y música de sus conciertos en lo que podría seruna influencia muy nociva para nuestra juventud.

Independientemente de la “música” y la letra de las interpretaciones deBad Bunny, sus conciertos de fin de semana del 10 y 11  de diciembre, fueron un lleno extraordinario,evidencia de la capacidad de movilización de este personaje que es la envidiade los líderes de partidos políticos. Pero además de la letra y la música, losefectos especiales comandaron la atención de la mayor parte de los asistentesen lo que fue (según algunos) una experiencia de orden cuasi místico. Lasimágenes proyectadas en las enormes pantallas instaladas en el Bithorn erantodas alusivas al patriotismo y contenían las figuras de elementosseparatistas, nacionalistas, revolucionarios violentos como Pedro AlbizuCampos, Filiberto Ojeda Ríos, Juan Antonio Corretjer, Lolita Lebrón, etcéterapara llevar al público subliminalmente y no tan subliminalmente, el mensajerevolucionario separatista de estos. A esto se unió a Bad Bunny, el reconocidosocialista chavista Calle 13 con un fuerte abrazo solidario.

Las colas de miles de personas por 10 y 12 horas desafiando lasinclemencias del tiempo, el lleno total a los conciertos (más de 100,000 personas)y la cobertura mediática han puesto de manifiesto que esta persona es un ídolode la juventud al que no solo escuchan y disfrutan la letra de su música sinotambién muchos siguen ciegamente sus mensajes de corte ideológico. Estoconvierte a este personaje en un potencial formador de opiniones e ideologíasentre una juventud alienada, social ideológica y políticamente.

El movimiento estadista, el PNP y los que creemos en la democraciatenemos que tomar en serio la situacion de grandes sectores de nuestra juventudy la influencia de este personaje para buscar formas y maneras decontrarrestarla.

En recientes encuestas llevadas a cabo en los EEUU- Universidad deHarvard en 2016 se encontró que el 51% de los jóvenes norteamericanos de 18 –29 años no apoyan el capitalismo. Otra encuesta por Reason- Rupe encontró quelos jóvenes de 18 a 24 años tienen una preferencia por el socialismo por sobreel capitalismo.

En el mismo 2016, una encuesta Gallup demostró una preferencia de 55% delos milenials por el socialismo. Se demostró además que solo el 16 % de estosson capaces de definir el socialismo.

Amigos – como les he expresado – la democracia es unsistema de gobierno que le brinda al ciudadano el derecho a la vida, a lafelicidad a la libertad individual, a la propiedad privada. Es el mejor sistemade gobierno existente, pero es bastante frágil pues está predicado entre otras,en que haya un alto nivel de educación del pueblo para que sepa escoger aquienes le gobiernen. Es un sistema que requiere de conocimiento y disciplina.No necesariamente el sistema democrático colapsa por intervención violentadesde afuera. Al presente en la mayor parte de las ocasiones colapsainternamente por creciente desconfianza en las instituciones del gobierno.

En más de una década de crisis fiscal como la queexperimentamos, se ha suscitado en Puerto Rico una creciente incidencia decorrupción en los gobiernos. Esto ha generado gran incomodidad y desconfianzaentre el pueblo en las instituciones gubernamentales. Esta desconfianza es elgermen para que aquellos que prefieren un gobierno socialista dictatorial semovilicen y arrecien las campañas contra el gobierno, contra, la democracia,contra los Estados Unidos y contra la estadidad para Puerto Rico.

El Gobernador Pedro Pierluisi se manifestó defraudadoy molesto con los casos de corrupción que han aflorado recientemente en laisla. Eso es de entenderse, pero el gobernador tiene que hacer más, mucho más.Tiene que comenzar por apretar las tuercas de su partido y promover que alfuncionario público que se sorprenda en estos delitos de corrupción élpersonalmente abogará con el Secretario de Justicia para que se le impongan laspenas máximas que el código permita. De igual manera tiene que darle alSecretario de Justicia, ordenes de activarse para investigar más vigorosamentee identificar los actos de corrupción en el gobierno.

Tenemos que preguntarnos qué es lo que sucede que, apesar de arrestarse frecuentemente a personas por casos de soborno ycorrupción, constantemente vemos la continuación de estos casos en nuestroambiente.  O es que los casos apresados yconvictos son muy pocos en relación con la cantidad de delitos que se cometenpor lo que las personas deciden correrse el riego. O es que las penas son muybajas y los arreglos con la fiscalía son tan buenos que vale la pena tambiéncorrerse el riesgo.

No tengo la menor duda de que el actual estatusparasítico del territorio no incorporado de Puerto Rico tiene mucho que ver con    la actitud de recurrir a lacorrupción. Grandes sectores de nuestra población se han acostumbrado a recibirdinero federal con un mínimo de trabajo o esfuerzo, lo que genera actitudesparasitarias, dependientes que son en gran medida precursoras de la corrupción.

Considero que siqueremos erradicar estos casos de nuestro ambiente es necesario que nuestropueblo seleccione mejor a las personas para los puestos del gobierno. Pero ese es un proceso educativo que,aunque es necesario, cambiar actitudes toma mucho tiempo. Puerto Rico tiene unaescolaridad promedio de 8vo. grado que verdaderamente es un 6to. grado.Mientras eso ocurre considero que tenemos que reducir la sesión de lalegislatura a solamente un semestre al año. La sesión de la legislatura todo elaño es muy atractiva para atraer y llevar a la legislatura a personas de escasapreparación y capacidad que de otra manera no podrían proveerse los ingresos yotros beneficios que se generan por el trabajo de legislador por los doce mesesdel año. Un gran número de estados de los Estados Unidos tienen solamente unasesión de tres meses cada dos años. Es necesario reducir los términos de losalcaldes y legisladores a dos términos solamente. Es necesario aumentar las penas porsoborno y corrupción y eliminar los arreglos de sentencias de cárcelsuspendidas para estos rateros. Y finalmente , es ya necesario reducir lacantidad de municipios. No hace ningún sentido que una isla de 35 por 100millas tenga 78 municipios.

Sé que esto que propongo no va a tener el aval de los gobernantes, por las supuestas implicaciones políticas que esto podría tener, pero la opción a seguir como estamos es que nuestro sistema democrático que ya da muestras de estar siendo tomado por los enemigos de la democracia colapse en las próximas elecciones y/o que el Congreso de los Estado Unidos se hastié de la situación de deterioro y legisle para darnos la libre asociación del proyecto de Nydia Velázquez, o le asigne  a Puerto Rico un síndico que opere el país.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.